Jesucristo ― TE HABLO DE NUEVO

Algimantas Jokubenas

Mis queridos, me siento feliz de poder presentarles las enseñanzas de Jesús que él acaba de terminar de dictarme.

Esta enseñanza será útil para muchos de nosotros. Fortalecerá y alentará a muchos a considerar más seriamente su vida cotidiana, sus valores y su entorno, y especialmente a cada persona, y a su familia, se le ayudará a descubrir su fortaleza interna y a cambiar para ser una mejor persona y tener la bondad que el hombre también puede llevar a los demás. Y esa persona definitivamente hará su contribución a la aplicación de esta enseñanza de Jesús a nivel práctico y a diario. Permitirá a todos crecer espiritualmente de una forma más acentuada para que este crecimiento desde el interior se manifieste por actos comunes externos y todos los días.

He estado llevando este tipo de vida durante muchos años. Y por mi experiencia personal doy evidencia de que todo lo que has leído en esta enseñanza de Jesús lo he estado experimentando realmente.

Mis vicisitudes espirituales culminaron durante los eventos trágicos del 13 de enero de 1991, cuando se usó la fuerza militar contra la Televisión y Radio Nacional Lituana con la que había permanecido durante 16 años. Comencé a plantear preguntas: ¿Por qué el hombre debe matar a otro hombre? ¿Por qué no puede controlarse a sí mismo? ¿Por qué no valora la vida de otra persona mientras persigue sus intereses egoístas? ¿Por qué caemos en diferentes campos para enfrentarnos entre nosotros, experimentado en mi trabajo aún mucho antes de esos trágicos desarrollos? Sin embargo, no sabía las respuestas a estas preguntas en ese momento. Pero mi búsqueda ya había comenzado, y fue una búsqueda profunda y muy sincera. Solo que, ¿dónde recibir las respuestas? Ahora ya han pasado muchos años desde que recibí estas respuestas, y durante muchos años, he estado enseñando a otros a elegir su camino espiritual, incluso como el Padre y Jesús me enseñan. Es solo gracias a ellos que puedo transmitir a otros esa luz que me dieron  y compartir el amor del Padre con los demás, e igualmente con todos, y sin ningún interés. Justo como Jesús lo compartió.

Por lo tanto, puedo dar evidencia por mi vida personal de que toda la enseñanza de Jesús que acabas de leer es la verdad. Es incluso esa verdad que las personas sinceras condenarán como blasfemia, incluso cuando tales personas falsas maten a sus otros hermanos para llevar a cabo sus planes egoístas.

Por lo tanto, aquellos de ustedes que sienten el significado y la luz, el amor y la verdad de estas enseñanzas, no tengan miedo de nada, y aplíquenlas en sus vidas como yo lo hago en la mía. Es por esto que logré establecer una relación espiritual y directa con el Padre y con Jesús y recibir sus enseñanzas que comparto con mis otros hermanos.

Pero si no fuera por el liderazgo del Padre que comencé a sentir con tanta fuerza y al que me dediqué con toda mi alma, ahora también estaría entre los miembros de algún partido político en disputa o entre los empleados de alguna compañía que perjudica a otras compañías, o entre el personal de alguna institución burocrática en la que no disfrutaría de libertad y trataría de complacer a mis jefes para que no me despidieran, y tácitamente estaría de acuerdo con sus decisiones, o (y eso habría sido mucho más probable) me opondría a ellos por sus pasos que pisotean la verdad, y por lo tanto sería despedido como alguien que impide la implementación de sus intereses. Sin embargo, lo más probable es que debería haber emigrado a los Estados Unidos, dado que tenía un excelente dominio del inglés, de su variación estadounidense, y poseía un carácter firme y resuelto, y un agudo sentido de lucha por la verdad, habría tenido llevado a cabo mis planes allí.

Sin embargo, el Padre me impidió dar todos estos pasos y me envió un solo pensamiento perpetuo, aunque en ese momento no sabía que era Su pensamiento: “Deja que otros hagan el trabajo que deseen, que otros se vayan al extranjero, deja que busquen sus propios objetivos, pero, ¿quién hará el trabajo de educación espiritual si aquellos que perciben el significado y la importancia de este trabajo, no solo personalmente para sí mismos sino para todos, se hacen a un lado? Y si este trabajo no lo hacen incluso aquellos que entienden su importancia, ¿de dónde aparecerá la luz entre los hombres?

Ese era el único pensamiento que perforaba permanentemente mi mente cada vez que sentía el deseo de realizar alguna otra actividad. Y muy pronto, volvía al camino del servicio espiritual exclusivamente, pero con una experiencia más profunda y con un deseo más profundo de difundir la luz a cada persona que lo deseara.

Siendo dirigido solo por el Padre desde adentro, durante el transcurso de diez años traduje del inglés al lituano una enorme revelación de seres espirituales de más de dos mil páginas, titulada El libro de Urantia. Es este libro que Jesús también menciona en su enseñanza. Es una revelación tan profunda por parte de seres espirituales que amplía enormemente la comprensión del hombre de lo que es Dios el Padre, Dios el Hijo, Dios el Espíritu, la Trinidad del Paraíso, qué es el Paraíso mismo, qué son las galaxias, los universos locales, qué gran creación del Padre, en el cual operan miríadas de Hijos de Dios, de los cuales también Jesús es uno. ¿Qué son estos soles y cómo son generados por las nebulosas? ¿Quién produce estas nebulosas y de qué se producen? ¿Qué son estos planetas y cómo obtienen su origen de las estrellas solares?

¿Qué es el hombre, cómo se desarrolla evolutivamente en una multitud de planetas a partir de un plasma vital, mientras que el plasma vital es creado por seres espirituales? ¿Qué son estos seres espirituales? ¿Qué es la vida post mortal? ¿Cuál es la diferencia entre el alma y el espíritu que preserva nuestro propio ser interior, otorgado por el Padre como personalidad? ¿Qué es Jesús, no solo como un ex mortal que acababa de ser durante un poco más de tres décadas, sino quién es él en realidad? ¿Cuál es su actividad y cómo mantiene su relación con nosotros para que podamos asociarnos con él directamente? ¿Cómo era la vida de Jesús en el tiempo de su encarnación humana? ¿Qué enseñó y por qué enseñó como lo hizo? ¿A dónde viajó? ¿Cómo se asoció con la gente? ¿Qué le gustaba hacer de niño? ¿Cómo se comportó con los niños de su misma edad, con sus padres, con sus maestros en la escuela de la sinagoga? ¿Cómo trató con los fariseos, y qué enseñó a los hombres después de su resurrección, cuando se apareció a sus apóstoles y a otros creyentes?

Sin que me lo pidiera ningún hombre, solo siendo guiado solo por el Padre desde adentro, establecí el grupo Urantia en la ciudad de Vilnius (capital de Lituania) en 1995, y varios años después, en Kaunas, la segunda ciudad más grande de Lituania . Aún más tarde también hice esto en las ciudades de Marijampole y Pasvalys.

Durante los dos veranos de 2005 y 2006 viajé por Lituania con El libro de Urantia, explicando su mensaje y predicando la palabra viva del Padre en las calles de muchas ciudades grandes y pequeñas. Dormí en una tienda de campaña en los bosques. Durante mis primeros viajes, mientras estaba en el bosque cerca de la ciudad de Kretinga, en la parte occidental del país, Jesús se me apareció a la medianoche y me relacioné con él durante dos horas. Y fue entonces cuando me nombró su apóstol y embajador de mi padre. Y fue entonces cuando me agradeció por predicar tan audazmente su evangelio, y fue entonces cuando me dijo que incluso había expandido su evangelio de la Paternidad de Dios y la hermandad del hombre a la hermandad de toda la creación. Solo después de esta aparición de Jesús, recordé que, durante mis clases y durante los últimos seis meses, realmente agregaría que no solo los hombres eran hermanos, sino también todos los espíritus, independientemente del orden superior al que pertenecieran, también eran nuestros hermanos.

Y fue entonces cuando Jesús me autorizó a continuar predicando este evangelio ampliado suyo, enseñando y sanando a otros hermanos en su nombre. Y este nombramiento y empoderamiento fueron confirmados posteriormente por el Padre cuando me comuniqué con Él.

Puede leer sobre mis experiencias con el Libro de Urantia, sobre la aparición de Jesús y las enseñanzas que me dio el Padre en nuestro sitio web: www.urantia.lt o www.urantija.lt, donde comparto mis historias sobre mi asociación con el Padre y con diferentes personas. Lo mismo que hice en 2005 en los Estados Unidos, en las calles de las ciudades de Filadelfia, Pensilvania, Denver, CO., San Francisco, CA. y Salt Lake City, UT.

Lo sigo haciendo ahora si no llueve y si no hace frío, principalmente en la avenida Gediminas, en el centro de Vilna, capital de Lituania. Y no puedo evitar preguntarme qué poderoso apoyo viene del Padre, mientras predico Su palabra viva incluso en las calles de ciudades contemporáneas no espirituales.

A pedido de Jesús, establecí el templo de Dios el Padre y su Hijo Jesús. No fui yo quien le dio este nombre, me lo pasó el espíritu del Padre. Y a partir de ese momento, y fue el primer sábado de septiembre de 2002, he estado dirigiendo un servicio de oración semanal los sábados en nuestro templo. Y la oración se derrama del espíritu. Y experimento un vínculo espiritual tan magnífico con el Padre, con Jesús y con mis otros hermanos, de modo que lo que Jesús habla en sus enseñanzas es realmente cierto y lo experimento personalmente. Y mis otros hermanos también comienzan a compartir experiencias similares de ellos.

Camino donde el Padre me guía, hago lo que el Padre me ha enseñado a hacer porque mi voluntad se fusiona con la del Padre por amor a Él. Y dejé de decir: "Padre, que se haga tu voluntad, no la mía". Esto solía decir antes cuando aún no había fusionado mi voluntad con la voluntad del Padre, cuando aún tenía que suprimir mi propia voluntad y aceptar la del Padre. Nuestras voluntades se convirtieron en una. Por lo tanto, ahora digo: "Padre, mi voluntad es que se haga tu voluntad". Y estoy extremadamente feliz de no tener que romper mi voluntad por más tiempo para que corresponda con la del Padre. Ahora mi voluntad es la misma que la voluntad del Padre, y esta es una experiencia maravillosa de dicha para mi alma. Y es perpetuo, todo el tiempo.

Mi vida está completamente dedicada a mi servicio espiritual al Padre mientras sirvo a mis hermanos. Por eso vivo solo de donaciones.

Si su corazón tiene algún deseo de hacer su propia contribución a mi actividad, entonces puede hacer una donación en apoyo de mi ministerio.

Pregúntale al espíritu del Padre, dentro de tu mente, cuánto podrías apoyar mi ministerio depositándome regularmente tus donaciones, Algimantas. Y se te pedirá desde dentro. La creación del Padre requiere compartir todo en amor y no por el deber u obligación de uno. Y si compartes algo conmigo, por amor, también recibirás, incluso más de lo que me das, porque la creación del Padre opera según el principio de compartir, de dar y, por esto, también de recibir, siempre que este compartir está verdaderamente basado en el amor.

Toda la creación es una FAMILIA con el Padre Universal a la cabeza que constantemente e incesantemente derrama Su amor sobre todos, y sobre todo, sin discriminación alguna. Y también promuevo la ley de amor y participación de este Padre cuando salgo al ministerio callejero con El libro de Urantia en diferentes ciudades.

Para donaciones puede usar mi cuenta bancaria:

El nombre del banco: AB SEB, Vilnius, Lituania
BIC (Código Bancario Internacional): CBVI LT 2X
Mi número de cuenta bancaria: LT057044060001373528
Mi nombre: Algimantas Jokubenas

El banco me dio un ejemplo de qué escribir. Y es como sigue:

Please, pay (an XXX sum in your currency) to AB SEB, Vilnius, BIC: CBVI LT 2X for further credit to Algimantas Jokubenas,
Account No.LT057044060001373528

Nota 1: en caso de que pueda utilizar los servicios en línea para enviar su donación, por favor, en el número de cuenta, no haga un espacio entre LT y los DÍGITOS para un espacio que el programa de computadora pueda considerar como un signo separado y lo tomaría como un número de cuenta bancaria incorrecto y el dinero no me llegará.

Nota 2: Al donar, por favor, señale que esta es una donación para un ministerio espiritual ya que las donaciones están exentas de los impuestos estatales.

Es más maravilloso recibir que tomar, pero mientras das, también recibes. Doy libremente lo que recibo del Padre y de Jesús. Y solo soy sostenido por el Padre a través de sus sinceras donaciones.

Jesús enseñó a sus apóstoles:
"Considera los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni giran; sin embargo, te digo que incluso Salomón en toda su gloria no estaba dispuesto como uno de estos. Si Dios viste así la hierba del campo, que es vivo hoy y mañana es cortado y echado al fuego, ¿cuánto más te vestirá a ti, los embajadores del reino celestial. ¡Oh, tú de poca fe! Cuando te entregas de todo corazón a la proclamación del evangelio del reino, no debe tener dudas sobre el apoyo de ustedes mismos o de las familias que han abandonado. Si entregan sus vidas verdaderamente al evangelio, vivirán según el evangelio. Si solo son discípulos creyentes, deben ganarse su propio pan y contribuir para el sustento de todos los que enseñan, predican y sanan. Si están ansiosos por su pan y agua, ¿en qué se diferencian de las naciones del mundo que tan diligentemente buscan tales necesidades? Dedíquense a su trabajo, creyendo que tanto el Padre y Yo que necesitas todas estas cosas. Permíteme asegurarte, de una vez por todas, que, si dedicas tu vida al trabajo del reino, todas tus necesidades reales serán suplidas. Busca lo mayor, y lo menor se encontrará allí; pide lo celestial, y lo terrenal será incluido. La sombra seguramente seguirá a la sustancia. "(El libro de Urantia, 1823-03)

Confío en Jesús y el Padre. Elegí este camino del Amor y la Verdad del Padre, y lo seguiré más adelante en beneficio de todos ...

La paz sea con vosotros.
Con amor fraternal,
Algimantas


Traducido por Juan Vicente Ramirez
Caracas, Venezuela

Fuente: Revelation by Jesus Christ: I SPEAK TO YOU AGAIN